Desde el área de deportes de la Comisión de fomento, se suma una nueva actividad para los vecinos: El Trekking.

Dicha disciplina se desarrollará los días domingos de 10 a 12 hs. y estará a cargo del instructor Pablo Salazar.
Para inscribirte o pedir información podés contactarte al teléfono 297 4249646.

Te brindamos una reseña de este deporte para que lo vayas conociendo:

El trekking o senderismo es una caminata prolongada en un entorno natural, generalmente alejado de la civilización. La idea del trekking es llegar a esos lugares que sólo se pueden alcanzar a pie, a caballo o en bicicleta, y es un gran esfuerzo que se premia con la meta: una cascada, una panorámica increíble, un lago escondido… El único objetivo es llegar a conocer ese lugar al final del sendero.

El trekking es una actividad que surgió del montañismo. Los montañistas que subían al Himalaya y otros picos de gran dificultad, debían llegar primero a la base de la montaña, donde pasaban varios días de caminata estudiando cuál era la mejor manera de subir. El recorrido hasta la montaña era un viaje en sí mismo y no todos lograban subir, o estaban en estado para hacerlo. Así nació como una actividad aparte.

Aunque suele durar más de un día, se puede practicar senderismo por algunas unas horas. La dificultad varía según el terreno. Se puede hacer trekking combinado con otras actividades como cabalgatas, ciclismo o rapel. El trekking da para mucho, pero tiene sus reglas. Conoce todo lo que debes saber antes de hacer trekking:

Dificultades

La mayoría de las veces el trekking se practica a través de senderos, caminos y valles. Aunque los senderos pueden estar desdibujados, la dificultad más importante no es la ubicación de la senda sino el esfuerzo humano que se requiere para llegar hasta el final del camino. En trekking hay 4 grados de dificultad y todos los recorridos propiamente señalizados indican a qué nivel corresponden:

Grado de dificultad Nº 1
Son pequeñas caminatas sin partes empinadas o grandes pendientes. Las sendas están bien definidas y el final del camino suele ser un mirador. No se necesita experiencia para hacer este paseo. Son caminatas cortas y fáciles en buenos senderos y a una altitud baja, con una infraestructura apropiada para el senderista y buena señalización.

Grado de dificultad Nº 2
Es una aventura un poco más prolongada con algunos desafíos durante el camino. El sendero sigue siendo de dificultad baja, pero puede ser a mayor altura (hasta 5.500 metros sobre el nivel del mar). La ruta posee una infraestructura y señalización adecuada. Las montañas más altas ya se ven de cerca.

Grado de dificultad Nº 3
Es una caminata con un sendero más ambicioso y empinado, a más de 5.500 msnm. La ruta se ve en algunos tramos desdibujada y puede ser difícil seguir el sendero, que por momentos cruza ríos y atraviesa otras dificultades. Se necesita experiencia en montañismo.

Grado de dificultad Nº 4
Es un trekking de gran dificultad, donde a veces se combina con montañismo y escalada en altitudes mayores a 5.000 msnm y sin ninguna infraestructura.
El ambiente es de alta montaña, en regiones deshabitadas. Es necesario tener experiencia en alpinismo con soga y un equipo apropiado.

Quiénes pueden hacer trekking

El tipo de personas que pueden practicar trekking varía según el nivel de dificultad del recorrido. En un trekking de nivel 1 no se requiere preparación física, aunque el senderista debe poder soportar varias horas de caminata con algunos tramos en subida. No se recomienda principalmente en personas con problemas respiratorios o cardíacos y mujeres embarazadas.

Para el trekking de nivel 2 es necesario cierta preparación física. Al ser un camino prolongado que puede durar varios días, el senderista debe tener resistencia. Para el trekking de nivel 3 y 4 es importante contar con experiencia previa y estar en muy buen estado físico.

Una cuestión de peso

Ten en cuenta que según la duración de la actividad, deberás llevar un equipo para pasar la noche, alimentarte, tener abrigo y agua. Cuando prepares la mochila ten presente que cargarás el peso durante horas. Por eso tu equipo debe ser liviano. Lleva sólo lo imprescindible.

El equipo

Cuando el senderismo es de apenas unas horas en un nivel de dificultad 1, el equipo consiste básicamente en una botella de agua, abrigo (según la época del año y el lugar) y algún refrigerio. Sin embargo, a medida que avanzamos en dificultad, vamos a necesitar más elementos. Una mochila completa de senderismo tiene básicamente 10 cosas que no pueden faltar:

  1. Comida y agua para soportar los días que dure la excursión, previendo un extra por precaución.
  2. Principalmente ropa cómoda, un impermeable y abrigo.
  3. Linterna o farol.
  4. Equipo de primeros auxilios.
  5. Combustible y elementos para iniciar una fogata.
  6. Cerillas.
  7. Cortapluma o cuchillo.
  8. Gafas de sol y filtro solar.
  9. Brújula o GPS.
  10. Mapa actualizado del camino

Seguridad

Muchas de las reglas de seguridad para trekking se basan en tener un poco de sentido común. Sin embargo, es bueno recordarlas para evitar imprevistos o accidentes:

  • No comiences ningún recorrido si no estás seguro de que soportarás el nivel de dificultad.
  • Lleva el equipo adecuado. Aún cuando estén en un camino de dificultad 1, no olvides llevar agua y un refrigerio.
  • Avisa al guardaparques en el caso de que la dificultad del camino lo requiera.
  • Infórmate sobre animales peligrosos en la zona.
  • Calcula la duración del viaje, teniendo en cuenta que la ida y la vuelta pueden tener una duración diferente, según la inclinación del sendero.
  • Si el trekking dura varios días y puedes acceder a agua natural, lleva potabilizador para evitar cargar con peso extra durante todo el viaje.
  • Si es tu primera vez en un trekking de dificultad, asegúrate de ir con un guía experimentado.
  • Cuando el sendero no esté bien señalizado, recurre a tu GPS o brújula y mapa. No confíes en tu intuición: ve a lo seguro.

Filosofía del senderista

Hacer trekking es una experiencia que te pone en contacto directo con la naturaleza. Allí se ve la debilidad y pequeñez del hombre ante el imponente paisaje. Sólo nosotros podemos hacer que esos sitios permanezcan como están. Cuida el medio ambiente y sigue la filosofía de LNT (Leave No Trace: No Dejes Rastro), que propone tener una actitud consciente cuando se viaja, entre otras cosas guardando los deshechos para arrojarlos en sitios habilitados y evitando hacer fuego en zonas propensas a incendios.

Comentarios